ExpertCoach - Lucía Jímenez Vida - 7 claves de productividad

7 claves de productividad para el éxito emprendedor

   

Saber cómo podemos aumentar nuestra productividad y, así, conseguir más en menos tiempo es una de las grandes preguntas que muchos nos hacemos a diario. Y no me refiero solo a la productividad laboral, de la que solemos hablar mucho, si no también de la productividad a nivel personal, que muchas veces es la gran olvidada.

 

Son muchos los hábitos de productividad que puedes incorporar en tu día a día, pero debes estudiar y probar si encajan contigo y te ofrecen las mejoras que andabas buscando.

 

Para ello, cuando descubras un nuevo hábito piensa si puede encajar en tu estilo de vida. Incorpora y prueba el hábito durante unas semanas para ver si, efectivamente, te proporciona esos beneficios. Y, finalmente, comprueba si encaja con tu sistema de trabajo, con tus otras claves de productividad y con tu estilo de vida. Si todo va bien, puedes mantenerlo e, incluso, perfeccionarlo. Y si no te funciona, descártalo y a por el siguiente.

 

Para lograr el éxito como emprendedor no solo basta con aprender a ser más productivo. Pero, si tienes la fuerza de voluntad para trabajar por tu mejora diaria en todos los ámbitos y aplicas diferentes técnicas que te permitan conseguir más en menos tiempo, estarás sentando las bases para crecer con tu proyecto.

 

Quiero mostrarte siete claves de eficacia probada que a mí me han ayudado a crecer con mi empresa:

 

Claves para ser más productivo

 

1.      Desarrolla un ritual matinal: todas las mañanas, cuando te levantes, realiza los mismos pasos. Al hacer determinadas tareas de forma mecánica, ayudas a tu mente a empezar un nuevo día sin mucho esfuerzo e ir hilando un paso después de otro. Te servirá también para tener una motivación y un foco más definido y a mantenerte así durante todo el día. Incluso los días en los que las ganas no aparecen, realizar tu ritual matinal te ayudará a sentarte a trabajar y sacar tus tareas diarias adelante.

 

2.      Define tus prioridades semanales o diarias: dedica un rato a la semana y a diario para ver cuáles son las tareas y eventos qué tienes que hacer y no puedes retrasar más. Tener las prioridades definidas te ayudará a lidiar con los imprevistos, ya que siempre sabrás a qué le debes dedicar un mayor bloque de tiempo y esfuerzo. Recuerda siempre que lo urgente no es lo importante.

 

3.      Técnica Pomodoro 45/5/45/15: la técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que nos permite mejorar la administración de este. Cuando hablamos de productividad, también tenemos que hablar de descanso, ya que mantenernos ocupados no significa ser más productivos. Con esta técnica, trabajas 45 minutos, descansas 5, vuelves a trabajar otros 45 minutos y haces una pausa de 15 minutos (y vuelta a empezar). Existen muchas herramientas que te permiten contabilizar el tiempo con la técnica Pomodoro, desde extensiones para Google Chrome hasta temporizadores de cocina. Cualquiera de ellas te ayudará a medir tanto el tiempo de trabajo como el de descanso.

 

4.      Deja el móvil y las distracciones tecnológicas fuera de tu lugar de trabajo: puedes optar por dejarlo fuera de la habitación, en el cajón, en modo avión... es muy probable que si tienes el móvil cerca, te entretengas más de lo previsto. Cualquier ladrón de tiempo que te distraiga, elimínalo, porque mantener tu concentración al 100% es una de las claves para que tu productividad aumente.

 

5.      Sal a pasear y despeja tu mente: además del tiempo de descanso que puedes tener con la técnica Pomodoro, realiza un ejercicio de baja intensidad como salir a dar un paseo diario de unos 45 minutos. Puedes aprovechar este tiempo para escuchar algún podcast, música o simplemente escucharte a ti mismo, lo importante es que en algún momento del día busques ese rato para salir a despejar tu mente y relajarte.

 

6.      Responder a todos los emails y mensajes de redes sociales de una sola vez: en función de la cantidad que tengas que responder o enviar, puedes hacerlo una vez o incluso dos al día, dedicándole y contabilizando el tiempo que necesitas. Esto te permitirá tener una mayor concentración en las diferentes respuestas que tienes que dar a tus clientes y usuarios. Si tienes el email abierto con las notificaciones es muy probable que te distraigas y se convierta en un ladrón de tiempo como el móvil. Mi recomendación es que cierres el e-mail y lo abras solo cuando vayas a trabajar en él.

 

7.      Evita la multitarea : solemos querer atender a demasiadas cosas a la vez y, al final, lo que ocurre es que realmente no avanzamos con nada. Es mejor que te centres en una tarea cada vez. De otro modo, ni mantendrás la concentración ni pondrás atención a los detalles, disminuyendo la calidad de tu trabajo. Puedes hacerte con una aplicación o una libreta que tengas a mano para ir apuntando aquellas cosas que tienes que hacer y que se vienen a tu mente cuando estás concentrado. Al final del día, podrás dedicar un rato a revisar todas esas cosas que te iban surgiendo, hacer las urgentes (de verdad) y planificar las importantes.

 

Estos siete hábitos podrán ayudarte a mejorar tu concentración y, por tanto, tu productividad. Como hemos visto, ambos conceptos están íntimamente relacionados: el hecho de ser más productivo y conseguir más en menos tiempo depende del grado de concentración que consigas con cada una de las tareas que vayas a realizar.

 

¿Cuáles son los hábitos que te ayudan a ti a ser más productivo?

 

 


Triunfa en línea

La App de Marketing Digital más completa para PYMES

Descubre más
Cupón: US$75 Nuevos usuarios
Cupón: US$75 Nuevos usuarios

06 Nov, 2019