Inbound marketing para pymes

Qué es Inbound Marketing



El inbound marketing es un concepto acuñado por el inventor de Hubspot, Brian Halligan, pero en palabras más mundanas, y sin utilizar anglicismos, podríamos definirlo como marketing no intrusivo. 


La diferencia primordial con el marketing tradicional es que la forma de llegar a nuestro público objetivo es menos agresiva. Por ejemplo: si estás conduciendo y hay un anuncio en la carretera no te queda más remedio que visualizarlo. La forma de proceder del inbound marketing es sutil, el cliente llega a tu producto porque él quiere llegar.


El inbound marketing se vale, en la mayoría de ocasiones, de herramientas de posicionamiento orgánico (SEO) para llegar al consumidor. Aportar un valor de calidad en las comunicaciones de tus productos y servicios para realizar la conversión.


Para autónomos y pequeñas y medianas empresas (PYMES), el inbound marketing puede ser una buena alternativa para llegar a sus clientes. Es muy difícil para las pymes realizar grandes campañas de acción comercial, ya que conllevan un desembolso de dinero importante. El inbound marketing al estar sobretodo basado en las herramientas SEO, el coste económico que conlleva no es elevado y muchas veces solo comporta invertir tiempo.




Herramientas inbound marketing



En DDC Comunicación Empresarial creemos que una buena forma de utilizar el inbound marketing para pymes es establecer un plan comunicativo y de marketing digital, utilizando las herramientas de inbound marketing y conectándose entre sí. Las herramientas que proponemos para la realización de nuestra estrategia son:


  1. Página web: Para empezar, debemos tener una página web. Toda nuestra estrategia gira en torno a ella, es la piedra angular sobre la que trabajarán el resto de las herramientas que utilicemos. 

  2. Contenido web: Tenemos que tener en cuenta que el contenido de nuestra web debe estar adaptado para que los buscadores lo indexen, es decir: debe tener claras las keywords, debe estar actualizado, debe tener links internos para que las personas que entran naveguen a través de la web y debe estar conectado con el resto de las herramientas de inbound marketing.

  3. Keywords: En tercer lugar, establecer las palabras clave de nuestro negocio es lo primordial para posicionarnos a nivel SEO, ya que con ellas dirigiremos a las personas interesadas hacia nuestros productos o servicios. 

  4. Blog: Tener blog es la mejor manera de que nuestra página web esté actualizada y generar tráfico, algo difícil de conseguir si tenemos un negocio de servicios. El blog es una herramienta que nos permite captar clientes en una red social, dirigirlos a nuestra web y una vez allí retenerlos y realizar la conversión. Con el blog mejoramos también nuestra imagen de marca y dotamos de autoridad nuestro negocio, consiguiendo altas cuotas de fidelización.

  5. Redes sociales: Las redes sociales son la forma de conectarnos con nuestro público. Tenemos que interaccionar con ellos, no ser un escaparate. Debemos conseguir que sean interactivas con nuestro blog para dirigir a nuestros seguidores a nuestra web. Cada propia red social tiene su público y debemos escoger y adaptar nuestro mensaje para cada una de ellas, pero todas sirven como herramienta de inbound marketing.

  6. Newsletters: Las newsletters, de la misma manera que el blog y las redes sociales, generan enlaces externos hacia nuestra página web, lo que nos da posicionamiento SEO. Si una persona está interesada en lo que ofrecemos se suscribirá a nuestro boletín, por eso no es una herramienta agresiva. Además, recomendamos no utilizar la newsletter como si fuese un catálogo. Como el resto de lo que hemos mencionado, nos tiene que servir para aportar un valor añadido a nuestra empresa.



Cómo aplicar el Inbound Marketing en una Pyme 


El inbound marketing es una estrategia que puede dar frutos en el proceso comercial de cualquier Pyme. La clave del éxito de esta nueva técnica de marketing pasa por establecer una estrategia basada en el conocimiento del cliente ideal. A pesar de que aplicar una estrategia de Inbound Marketing en una pyme requiere de un análisis exhaustivo y de tiempo, los costes para la compañía son bajos, si se compara con técnicas de marketing tradicionales. 


La clave de una buena estrategia de inbound marketing se encuentra en generar contenido de calidad que sea útil y genere valor a la audiencia. La creación de contenido proporciona credibilidad y confianza a la pyme, ya que se eliminará su percepción estrictamente comercial. Es decir, el público verá la actividad de la pyme como algo que les puede ayudar y ser útil, no solo como una empresa que quiere vender. Se trata, pues, de revolucionar la experiencia del cliente a través de una nueva concepción de la compañía. 



Las 4 fases para aplicar el inbound marketing en tu pyme 


Una vez establecidos los pilares para una estrategia de inbound marketing, podemos detallar sus cuatro fases metodológicas. Imaginemos que nuestra pyme es una floristería. Una vez establecidas las herramientas para ofrecer valor de forma no intrusiva, podemos establecer las fases para convertir a ciudadanos interesados en nuestro producto en clientes, o incluso en promotores. 



Primera fase: Atraer


La primera fase pasa por atraer a aquellas personas que ya están interesadas en las plantas y las flores. Por ello debemos considerar cómo conducir este tráfico de consumidores a nuestra página web. Para ello detallaremos las palabras clave de nuestro sitio web y publicaremos información que aporte valor a los usuarios. Nuestra página web deberá contar con herramientas como el Blog y las Redes Sociales, para ofrecer información original a las personas interesadas en el mundo floral.  


Segunda fase: Convertir 


Una vez conseguido que clientes potenciales se hayan convertido en visitantes, debemos pasar a la segunda fase: la de convertir. El objetivo pasa por generar leads. Y para ello es necesario recabar información sobre los usuarios de nuestra web. Dicha información nos la tendrán que brindar los usuarios, por lo que les tendremos que ofrecer servicios Premium. La suscripción a Newsletter con contenido y ofertas especiales para los suscritos puede ser una buena opción. 

 

Tercera fase: Cerrar


Ahora ya hemos conseguido que las visitas a nuestra web se conviertan en posibles clientes. En este momento entra en juego la capacidad de identificar los leads que están más cerca de la compra. Como tenemos información sobre ellos, les podremos ofrecer servicios y productos adaptados a sus necesidades. 


Cuarta fase: Deleitar 


Finalmente lo hemos conseguido. Una persona usuaria, interesada en plantas y flores, que ha entrado en nuestra web por su contenido, se ha convertido en cliente. Pero nos falta un último paso: la fidelización. Esta fase la podemos conseguir realizando ofertas personalizadas de valor o mediante contenido exclusivo. El trato con el cliente debe ser constante, pero nunca intrusivo. Le ayudaremos y le ofreceremos valor, pero no siempre le intentaremos vender. Esta fase es clave para que el cliente se acabe convirtiendo en embajador de nuestra marca. 


-Escrito por el equipo de DDC Comunicación Empresarial

Triunfa en línea

La App de Marketing Digital más completa para PYMES

Descubre más
Cupón: US$75 Nuevos usuarios
Cupón: US$75 Nuevos usuarios

05 May, 2020